Mi primer proyecto fracasado Geocriticas.com

Geocriticas.com fue mi primer «hijo» quiero decir proyecto desarrollado por mí, allá por el año 2007, cuando aún había proyectos web con pocos recursos que triunfaban. Geocriticas era uno de ésos pionero dentro del mundo de la geolocalización, que trataba de ubicar geográficamente sitios sobre el mapa de Google, que tanto de moda estaba: FourSquare, Panoramio…. En mi caso eran todo tipo de sitios desde restaurantes, hoteles, parques hasta quejas al ayuntamiento, todo aquello que se pudiera criticar, constructivamente claro.

Geocriticas la vi nacer a partir de una hoja en blanco, el que me llevó horas y horas de pura programación, no sentía la desmotivación a pesar del tiempo que dedicaba, al revés, contínuamente se me ocurrían más cosas, más funcionalidades, que inmediatamente implementaba a pesar del cansancio. Como si de un hijo de verdad se tratara compatibilizaba mi horario laboral de programador y consultor de software en una empresa cuyo horario era de 9:00 – 13:30 y de 16:00 – 20:00, donde no había tiempo físico para otra cosa. Yo sacaba tiempo para hacer aquello que me apasionaba y no me importaba dormir poco, tener poca vida social,… bueno para lo que sacaba un rato era para salir a correr, que es otra de mis pasiones.

sacaba tiempo para hacer aquello que me apasionaba y no me importaba dormir poco

Como estarás pensando en aquellos tiempos estaba soltero, sin hijos, hombre, criado por la «vieja escuela», sin normas, vivía fuera de casa de mis padres, obligaciones ¿qué es eso?, todo era programar y programar cueste lo que cueste; quizá ese desorden hizo no darme cuenta que el tiempo se esfumaba, que dejaba cosas de lado por acabar Geocriticas, que mi vida estaba entorno a Geocriticas y aquello nunca tenía un fin.

Decido publicar el proyecto una vez que considero que está para lanzar, me puse en contacto con Genbeta y Microsiervos, me lo publicaron. Aquel día no lo olvidaré, fue un aluvión de visitas que marcaron un antes y un después en mí. Me dí cuenta de muchas cosas que no había tenido en cuenta, no había analizado, estudiado. El primer fallo garrafal, partí de la nada, no tenía contenido que aportase valor, estaba la herramienta estupenda pero sin contenido, vale que hubo gente que «geocriticó» pero la mayoría no volvió porque no les aportaba nada más.

no tenía contenido que aportase valor

Intenté solucionarlo añadiendo sitios por mi cuenta, pero era mucho esfuerzo. Ese es otro fallo que cometí el querer abarcar muchos tipos de sitios y no centrarme en uno en particular, quería que estiviera todo lo que existe en la realidad, y éso para empezar es muy difícil, hay que segmentar.

De todos modos es una experiencia que me ha aportado mucho a entender mejor los mecanismos de creación de un proyecto web.

  • No aporté un valor adicional a los sitios geolocalizados más allá de la información, porque ya estaban las páginas amarillas para informar, y Google compró Yelp y Panoramio por aquellos años para tener todos los negocios y fotos en sus mapas.
  • Iniciar con algo más de contenido. No había nada de nada sobre los mapas porque esperaba que los usuarios llegaran alegremente y los añadieran, craso error.
  • Siempre antes de desarrollar y/o ejecutar hay que validar, con el tiempo se aprende.

En resumen una idea puede ser muy buena, estar muy bien desarrollada a nivel técnico pero se compone de más cosas, entre ellas una buena propuesta de valor, un valor añadido, diferencial, creativo, las posibilidades de éxito se incrementarán de manera significativa.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *